15 de mayo de 2018

Serreta grande

La Serreta grande (Mergus merganser) es una anátida accidental en la península Ibérica. El macho tiene el plumaje blanco anaranjado, con el manto y el obispillo grises y la cabeza verde oscura, de forma abombada debido a las plumas del píleo y la nuca. Además, las alas son negruzcas, con las secundarias y las supracobertoras alares secundarias blancas. El pico es largo, muy fino y rojizo. La hembra es de tonos grises, con la cabeza marrón rojiza y la garganta blanca. Presenta un moño de plumas largas e hirsutas en la nuca. Es muy característica la clara división existente entre la parte anterior del cuello, marrón rojiza, y la posterior, blanco anaranjada. Las alas son como las del macho, pero con las supracobertoras alares grises como el manto. El pico es como el del macho. Los inmaduros son como la hembra, pero con la cabeza más clara, el moño más pequeño y el pico amarillento. El Comité de Rarezas de la SEO en el período 1984-96 homologó 11 citas en España, con un total de 41 aves registradas, casi todas referidas a hembras localizadas en Asturias de enero a marzo. En Cantabria las observaciones publicadas, fuera de las marismas de Santoña, se refieren a un ave en junio de 1977 en el lago artificial de Reocín, 11 el 19 de enero de 1979 en el embalse del Ebro y una el invierno de 1985 en la ría de San Vicente de la Barquera. Además, se contaron 2 aves en el censo de invernantes de enero de 1992. En las Marismas de Santoña hasta el año 2000: 2 aves el 17 de enero de 1979, una el 23 de noviembre de 1985, otra el 11 de octubre de 1986, una hembra el 31 de diciembre de 1996, contabilizada en el censo de invernantes de enero de 1997 y un ave en noviembre de 1997.
(Extracto de mi libro "Aves marinas y acuáticas de las marismas de Santoña, Victoria, Joyel y otros humedales de Cantabria", editado en Santander en el año 2000 por la Fundación Marcelino Botín).

No hay comentarios: