6 de febrero de 2013

Ampelis europeo, en Ramales de la Victoria

El Ampelis europeo (Bombycilla garrulus) se reproduce en la taiga desde Escandinavia hasta el noroeste de Norteamérica. En otoño vuela hacia el sur y resulta un invernante común en el norte de Europa, en zonas con abundancia de árboles y arbustos con bayas, pero a veces llega más al sur. En el siglo XIX se registró algunos años en España. En el siglo XX se produjeron dos irrupciones de aves hacia el sur en los inviernos de 1958-59 y 1965-66 que llevaron muchas aves hasta Francia y algunas hasta España. Hasta el año 1999, las únicas citas homologadas por el Comité de Rarezas de la Sociedad Española de Ornitología fueron registros de esos dos inviernos. En el primero de ellos se capturó un ejemplar el 23 de marzo de 1959 en Zumaia (Gipuzkoa). En la irrupción de 1965-66 se cazaron aves en Girona (Castellà y Olot), Gipuzkoa (Zarautz y Donostia), Bizkaia (Mungia) y Cantabria (Castro Urdiales, Santander y Camargo) e incluso se registraron aves en el norte de Portugal. En Cantabria no había citas desde el 27 de noviembre de 1965, hace casi 50 años. En la fotografía superior, ave adulta observada el 1 de febrero de 2013 en Ramales de la Victoria (Cantabria).
El Ampelis europeo es una ave del tamaño de un estornino con plumaje de color ante. El mentón y su característico antifaz son negros y ligeramente orlados de blanco y marrón rojizo. Tiene una ceja marrón rojiza y una cresta eréctil de plumas de color ante. Sus infracobertoras son rojizas. Las rectrices presentan una característica banda terminal amarilla. Alas con remeras negras y coberteras con banda terminal blanca, visible en aves posadas. Primarias con hemibandera externa terminal amarilla, también visible en las aves posadas. Los adultos tienen en el extremo de las primarias una estrecha banda terminal blanca, ausente en los inmaduros. En el grupo de 5 aves que vi el 1 de febrero de 2013 había un ave adulta y cuatro inmaduros.
Hasta el año 2010 el Comité de Rarezas de la Sociedad Española de Ornitología ha homologado 9 registros referidos a 17 aves, todos en el norte de la península Ibérica. La mayoría de las observaciones son recientes. Cabe la posibilidad de que, más a menudo de lo que se creía, llegue un pequeño número de invernantes al norte de la península Ibérica.
En Ramales de la Victoria están asentados en el parque privado de la Discoteca Palacio, en medio del pueblo, donde deben dormir en unos altos plátanos (Platanus x hybrida) y se alimentan de los frutos abundantes del aligustre (Ligustrum lucidum), árbol ornamental originario de China. Cristina Cano, su descubridora, observó 6 ejemplares el 20 de enero. El 31 de enero vieron 3 ejemplares Eduardo de Andrés Martín, Jonathan Rodríguez y Aitor Rincón García. En la mañana del 1 de febrero de 2013 vi 5 ejemplares en compañía de Álvaro Bustamante, Ángel Ruiz Elizalde, Jonathan Rodríguez, Ignacio Olaso y Santi García.

Postdata
El 9 de febrero de 2013 vimos aquí un adulto y tres inmaduros (un inmaduro menos que el 1 de febrero de 2013) Maite Garrigós Gabilondo, Amaia Pérez Garrigós, Lorea Pérez Garrigós, Igor Aginako, Julio Ruiz Guijarro, Eneko Díaz Meñaka y yo. Siguen alimentándose de los frutos de Ligustrum lucidum y como estos ya escasean en el parque de la Discoteca Palacio, ahora también se alimentan en los árboles que hay en los alcorques de la calle principal de Ramales de la Victoria, donde los pudimos ver a corta distancia un buen número de aficionados a la ornitología durante la tarde de este día.

No hay comentarios: