26 de noviembre de 2010

El Salmón atlántico en el río Asón

El Salmón atlántico (Salmo salar) es seguramente la especie de animal silvestre en la que más dinero se gastan las administraciones de las comunidades autónomas cantábricas. Y no sólo es por evitar que se extingan las poblaciones europeas más sureñas de esta especie que, tras ir al mar desde los ríos cantábricos cuando miden 20 centímetros, vuelven al cabo de un año con un peso de 3 ó 4 kilos o con 5 ó 6 kilos si lo hacen después de dos años en el mar, suceso menos frecuente este último. En la foto, un Salmón adulto del Fluviarium de Liérganes (Cantabria), de la Fundación Naturaleza y Hombre.


Detrás de este loable propósito, existe el interés de los pescadores deportivos, entre ellos personajes famosos del pasado como Francisco Franco o actuales como Francisco Álvarez Cascos, que se permite el lujo de criticar la gestión del salmón en El Diario Montañés. Mucho antes de que se despertara el interés por la conservación de la biodiversidad en la sociedad, ya el colectivo de pescadores deportivos consiguió que las administraciones construyeran piscifactorías y dedicasen funcionarios a satisfacer su afición. Y es que detrás de los proyectos de mantenimiento y recuperación de muchas especies en general y del salmón en particular, no ha habido ni hay un interés por la conservación de la biodiversidad, sino que son los cazadores y los pescadores los que han conseguido y consiguen convencer a los políticos para que paguemos entre todos sus aficiones y, de paso, que muchos guardas forestales (con multitud de funciones en favor de la conservación de la Naturaleza), funcionarios pagados por todos, nos dediquemos casi en exclusiva a todo tipo de acciones encaminadas a que los cazadores y pescadores sigan practicando sus aficiones, siempre mortíferas. En las fotografías, Francisco Franco y Francisco Álvarez Cascos, conocidos aficionados a la pesca del salmón.
En las Marismas de Santoña desemboca el río Asón, uno de los 4 principales ríos salmoneros de Cantabria. En las piscifactorías se producen millares de alevines de salmón, con un coste económico muy importante (infraestructuras, personal, alimento, tratamientos sanitarios, transporte). A día de hoy las administraciones de las comunidades autónomas cantábricas siguen considerando indeseables especies como la Nutria euroasiática (Lutra lutra), la Garza real (Ardea cinerea) o el Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) por depredar sobre las truchas y los salmones. A los cormoranes incluso se les caza por este motivo. En la fotografia, las Marismas de Santoña desde Colindres.

2 comentarios:

Antonio Arias dijo...

Lo primero felicitarte por el blog, buen trabajo.

Pero debo decirte que no todos los pescadores somos unos asesinos de truchas y salmones como tu afirmas en esta interesante entrada. Algunos (afortunadamente cada vez más) practicamos la pesca sin muerte y creeme, que amamos y tratamos de conservar estas especies y sus deteriorados habitats hasta la saciedad, muchos son los ejemplos y te invito a que en google hagas una pequeña busqueda al respecto.

Por otro lado añadir que al igual que ocurre con la mayoria de especies en peligro, es el deterioro y la destrucción de sus habitats lo que acaba incluyendolas en alguna categoria de protección o llevandolas a la extinción. Creo firmemente que no es la pesca, aun con muerte lo que esta haciendo que cada vez sea más raro encontrar nutridas poblaciones de nuestra ictiofauna.

Asi mismo he de reconocer que algunas acciones directamente relacionadas con la pesca deportiva, como es la introducción de exoticas esta suponiendo un duro reves para la conservación de las especies exoticas.

Concluir diciendo que no se puede generalizar y por supuesto que ojala algun dia no muy lejano podamos decir que las poblaciones de salmo salar de la cornisa cantabrica se estan recuperando.

Un saludo y a seguir con el blog.

Antonio Arias dijo...

Perdon, donde digo "Asi mismo he de reconocer que algunas acciones directamente relacionadas con la pesca deportiva, como es la introducción de exoticas esta suponiendo un duro reves para la conservación de las especies exoticas." quiero decir: "Asi mismo he de reconocer que algunas acciones directamente relacionadas con la pesca deportiva, como es la introducción de exoticas esta suponiendo un duro reves para la conservación de las especies AUTOCTONAS."

Un saludo